jueves, 1 de enero de 2015

Mi pequeña Palabra en 2015 * Dar

¡El 2015 está aquí ya!

Y es realmente una gran alegría que así sea, porque es una maravillosa demostración del amor de Dios, que nos entrega un nuevo día para vivir, para hacer realidad nuestros sueños, para transitar con esperanza y fe renovada nuestro camino personal, en las circunstancias que nos esté tocando afrontar.

Y con la llegada del 2015, inicio un nuevo recorrido con mi palabra de enfoque (One Little Word); y éste es ya mi cuarto año consecutivo con ésta práctica de alinear mi año alrededor de una clave de desarrollo y evolución personal.
2012 * conectar
2013 * bondad
2014 * buscar
2015 * dar

Y realmente debo mencionar que 2014, fue el año de menor conexión con mi palabra, creo que es una palabra que seguirá conmigo también en 2015, hoy creo que cuando la seleccioné lo hice por razones no muy alineadas a mi realidad, y eso tuvo su propio desenlace...pero me propongo mantenerla en mi corazón a ver si rinde los frutos, con un poco más de tiempo y algo de reenfoque personal.

Pero ya centrados en 2015, solo quiero presentar un poco de las razones para seleccionar "Dar" como mi palabra:

Dar es una realidad que necesito abordar en éste momento de mi vida, porque tengo un par de meses reflexionando y sintiendo que necesito salir de mi...si, salir de mi...entregar más a otros; y de esa forma mi selección, reconozco que brota de lo profundo de mi corazón y de mi racional encuentro con quién soy. Recientemente apliqué a un test de personalidad para valorar de forma objetiva y complementaria, esa persona que soy; y algo que captó mi atención, es que el análisis, refería, y así me reconocí, como: ..."una ermitaña, capaz de despegarme del mundo y perderme en mis pensamientos profundos"; y este fue el elemento desencadenante de mi selección de la palabra de 2015; realmente necesito, darme el espacio de evitar éste comportamiento, que si bien entiendo que es propio de mi personalidad, requiere #focoycorazon para lograr superar lo negativo que puede traer y fortalecer aquello positivo que tiene ese comportamiento.

En éste sentido, quiero "Dar" en dos ámbitos; el primer ámbito con el que quiero asumir "Dar" es con la convicción de que otros necesitan de mi tiempo. Quiero ofrecer mayor cantidad de momentos, recuerdos; plenos de contacto personal y amoroso, de aprendizajes, de inspiración y de trabajo con otros. Dejarme llevar para "sentir" la emoción del otro, y poder ser sensible a su realidad y retos propios.

El segundo ámbito es conmigo misma, necesito darme el respiro y el tiempo para disfrutar todo lo que hago y logro, muchas veces pasan por mí las situaciones y no me doy el tiempo de saborearlas con pausa y sin prisa, sino que voy de una actividad a la otra, para completar mi lista de acciones. El año pasado inicié con una práctica diaria de ofrecerme un tiempo de respiración pausada en medio de mi jornada laboral, hoy creo que debo añadirle, 10 min. de una caminata, una conversación con alguien mas en la oficina, de una llamada personal que me permita dar un poco de quien soy. Así que mi mi alarma en el celular ya presupone un cambio, propio de los inicios de año :)

Y como reflexión en éste camino de selección de Dar, soy consciente que dar, necesita tener una fuente inagotable de recepción, que en mi convicción es Dios. Mi Padre Supremo, que logra entregarme el consuelo, las bendiciones en mi vida, que acompaña la dificultad y que sana mi corazón de las heridas y tristezas; así que hoy solo puedo pensar en que "Padre, Dios, quiero beber del pozo de tu corazón", renovar mi aventura espiritual contigo con un foco en la oración y el agradecimiento.

No hay comentarios: