sábado, 27 de diciembre de 2014

Navidad en 2014

Finalmente llega el día de Navidad, y como verán...pocas palabras y fotos, porque esta Nochebuena me dejo llevar por el disfrute de la Misa de Gallo, que este año tuvo un maravilloso ingrediente, algo que el sacerdote nos decía que se llamaba la Calenda de Navidad, que pueden leer aquí. Una forma de ponernos en sintonía con el suceso de ésta maravillosa noche. Y dejé que esta celebración eucarística, marcara e invadiera mi corazón, penetrando: la tristeza de no estar en mi país con la familia, mis mas grandes debilidades y pecados para lograr abrir espacio al amor, al consuelo y la conversión que me ofrece el nacimiento del Niño Jesús. Una especial visita al Santísimo antes de iniciar la misa, me permitió encomendar mi comunión por TODA mi familia en Venezuela, mi papá, que está un poco más enfermo, mi mami, hermanas, cuñado, sobrinos, tías, tíos, prima y primos, abuela; a quienes amo profundamente y para las cuales solo pude tener pensamientos de reconciliación y amor. Gracias Niño Jesús por escucharme, sostenerme y amarme profundamente. La cena de nochebuena la hicimos en casa de Ruly y Herson, con parte de la familia de Venezuela, Celia, Antonio y Henry V. como invitados especiales en el camino que hemos forjado en Panamá.


Ya en la mañana de Navidad, las huellas en el piso del Niño Jesús (tradición que llevo años preparando cada madrugada de la noche de Navidad) muestra que el Niño Jesús llegó a casa a traer presentes a Paula y a Gabriel; quienes fueron los protagonistas, esa mañana de navidad, despertándonos MUY temprano, para abrir los obsequios; y luego de hacerlo, Paula Andrea nos preparó un delicioso desayuno "panquecas", que hizo con una receta del libro de cocina que recibió del Niño Jesús :) Es toda una Chef! 

Verán muchas fotos, porque es un día lleno de buenos momentos.






Y justo ayer, luego de un día de vuelta a la oficina, cerramos el día con una visita a mi lugar preferido en Panamá, Causeway de Amador; que me sorprendió un poco porque está TODO en construcción, para ampliación de la vía y eso impide la visibilidad del mar, lo cual me sacó un poco de mi expectativa de disfrute del lugar, pero con una cena en familia y la brisa marina, se me pasó la decepción y más bien di paso al disfrute de una hermosa noche de mar y familia. 

En el album de Diciembre, día a día, verán que es mi día en blanco y negro.



Aun por acá en #ModoNavidad así que seguimos en contacto estos días, con #DiciembreDiaaDia #DecemberDaily

1 comentario:

Ruliena Piñate dijo...

Muy hermoso... unos días definitivamente para documentar :*

Cuidado Diario de Bebés

Cuando mi esposo y yo decidimos ser padres, una de las primeras cosas que compartimos, era que no teniamos un modelo reciente de cuidado...